Esta es la memoria de la fiesta de Carnaval que tuvo lugar el 16 de febrero 2018 en el recreo de 12 a 12:30h. Una acción inicialmente soñada e ideada en el mes de enero por dos padres del centro – Miguel y Adrián – y luego concretada y organizada durante las dos semanas que le antecedieron al evento.

Esta memoria también pretende visibilizar los procesos y el trabajo realizado para que sirva como ejemplo a otros centros que deseen llevar a cabo ésta actividad.

Introducción

por Miguel Ángel Martínez

En una visita a la escuela, nos enteramos que el Carnaval se celebraría en infantil, los más chiquitos que tienen el lujo de siempre estar en ese mundo de ilusión. En ese momento pensamos: ¿por qué no hacerlo de todos y todas? La celebración como punto de encuentro y partida hacia esta gran experiencia de la educación y el aprendizaje. Mientras planeábamos como podría ser, salieron de la memoria muchos recuerdos de otras escuelas en las que hemos estado, herencias de belleza y a su vez ejercicios de aprendizaje y bienestar para las niñas, niños y la comunidad. Esa huella de emoción en momentos que encontramos a través de la creatividad y la expansión de la expresión un lenguaje común para transformar el espacio escuela en algo más cercano, más amable, más feliz.

En este rápido crecer existe el deseo de poder compartir de la mejor manera el desarrollo de nuestros niños y niñas, la calidez del encuentro aunado a la creatividad crea un aprendizaje de calidad, en donde muchos aprendizajes de distintas etapas enseñan unos a los otros. Para nosotros también es una gran escuela poder saber como “educar” guiar, a su vez, una gran suerte compartir un entorno privilegiado con las familias y la comunidad educativa para seguir indagando y aprendiendo. Este es un momento muy valioso en que la escuela vuelve a ser responsabilidad de todos y todas, abriendo sus puertas, recibiendo lo que cada quien puede dar, poniendo en valor la diversidad de todas las mejores aportaciones, enriqueciendo el cotidiano que acompaña el aprender y enseñar.

Gracias a la Comunidad de Aprendizaje que reconoce y da valor a toda esta inercia social que tiene la necesidad de intercambiar valores junto a la comunidad educativa, como por muchos siglos en muchos lugares del mundo se ha hecho y se sigue haciendo.

Lo más simple nos guió a la creación de esta acción, basada en el juego-ejercicio, orden-desorden, música-silencio, sombra-luz, nieve-sol, recreo-carnaval. Durante todo el proceso creativo y organizativo han aparecido importantes observaciones que han dado sentido a esta experiencia.

Nos hemos sorprendidos por gestos que unificaron partiendo del color individual-grupal, al disfrute y la alegría colectiva que ha creado un desorden armónico de confianza y empatía.

En tan solo 30 minutos nos acercamos, con el baile, las manos, el juego, la música a un no tiempo que a ritmo imaginario llevaba el/la Dragón. Ya estábamos trazando con tiza blanca el primer círculo cuando la mujer que mantiene la sonrisa y limpia la escuela nos preguntó:

– “¿Sabéis donde está el norte? ¿El este?”

En ese momento el dibujo-espiral sería la brújula para poder ubicarnos y crear junto con muchos niños y niñas, familias, músicos, maestros y maestras y la dirección del centro la fiesta que desataría el fin del invierno al sol del sur.

La fluidez de la fila de color compuesta por filas de colores enrollaba con notas la canción y los pasos de los primeros a los sextos. Completada una gran espiral colorida, dentro de sus pasillos entraban los más pequeños, acompañados de sus maestras, llegando al centro como el polen de la flor, guardamos silencio escuchando sus maracas y sus voces, semillas que empiezan esta gran aventura escolar.

Después de salir a su propio espacio, el corazón de los tambores vibró en el cuerpo del patio, haciendo bailar y seguir saltando en fila de colores, buscando la referencia dentro de la danza improvisada el carnaval tomaba el colegio!

Llegó la tercera parte, terminando todos en el suelo,sintiendo la pausa para volver a clase. Poco a poco el Dragón subía a los niños y niñas de primaria invitando de nuevo a pasar al carnaval del conocimiento. Las aulas se llenaban de nuevo de árboles, calabazas, bomberos, indios, pulpos, magos, princesas, super heroes, bailarinas, máscaras, pelucas, pinturas, caricaturas y cada uno con su personaje al mundo de los libros y cuadernos volverían a entrar. Acompañadas de maestras y maestros que han puesto firma de alegría a sus alumnos y alumnas, el color del querer aprender poco a poco va siendo más intenso y vital, iluminando parte de este proceso.

Soñamos que cada Lunes o cualquier otro día las niñas y niños sientan más alegría por venir a la escuela. Muchas gracias por crear el color del simple y más bello compartir!

Agradecimientos

Ante todo queremos expresar un profundo agradecimiento a toda la comunidad que ha hecho posible ésta acción:

Al equipo de dirección y la AMPA
Por su apoyo y participación

A las maestras y los maestros
Por involucrarse y abrirse a que se hagan este tipo de actividades a pesar de que les reste tiempo lectivo.

Al grupo de Batucada
Un grupo de 6 músicos del grupo de batucada de Cenes alegraron y dieron ritmo a la fiesta, muchas gracias! A pié de su fantástica acogida estamos buscando posibles futuras colaboraciones en el centro (un viernes de batucada?)

A las madres y los padres
por responder con una incalculable disposición, compromiso y creatividad a la hora de disfrazar(se junto a) su hijas e hijos del color que les fue atribuido a la respectiva clase. Por poner de su parte para sufragar los costes de los materiales de los disfraces como también el tiempo personal que supuso adaptarse a las pautas coloridas de los disfraces. Además agradecemos el trabajo en los grupos de chat para dar soluciones a las problemáticas que surgieron p.e. la de vestir de rosado a los niños de la clase de 3ºB.

A las niñas y los niños
por último – como cuando se deja lo mejor para el final – agradecemos a los niños por ofrecernos la posibilidad de participar en el espacio público creado para su enseñanza y aprendizaje que por este tipo de acciones se convierte en el espacio de aprendizaje de todos. Nuestro Colegio José Hurtado.

 

La idea

Celebrar una fiesta de Carnaval partiendo desde una formación en espiral colorida humana.

El reto consistía en que sea:

  • una actividad breve
  • simple de comprender
  • que cree un sentido de unidad tanto de clase como de toda la escuela y
  • que se desarrolle com elementos y simbologías culturalmente universales

 

Preparación

Después de hablarlo con el director, empezamos difundiendo por los grupos de chat un mensaje de la actividad donde se explicaba brevemente el evento (Carnaval), fecha y hora y la temática (colores por clase).

Imagen de promoción difundida por los chats:

Para transmitir la idea y explicarle el proyecto a toda la comunidad difundimos el siguientes documento una semana antes de la actividad:

Descargar PDF

La vía de comunicación fue principalmente mediante el grupo de delegados y estos difundieron cada uno en sus respectivos grupos.

Conseguimos organizar un ensayo general un día antes en el recreo donde dimos indicaciones de hacer filas y vimos como desfilar en espiral. Esto funcionó muy bien a pesar de no haber dibujado el espiral con tiza en el suelo. Comprobamos que el uso de un Megáfono para este tipo de acciones simplifica mucho la coordinación.

Coordinamos con un grupo de Batucada para que vengan para el carnaval. Consideramos música rítmica de éste tipo – idealmente en vivo – como algo fundamental para darle rithmo y alegría a toda la acción.

Elegimos y preparamos “En Espiral Hacia El Centro” un canción popular en centros educativos mexicanos para cantar durante el desfile:

 

Restauramos y reaprovechamos de una actividad del año anterior un Dragón, hecho de cartón, papel maché, papel de seda y telas reaprovechadas de paracaídas.

Preparamos unas calabazas como maracas para que los más pequeños una vez entrados al centro de la espiral las agiten mientras los más grandes les escuchaban.

Finalmente también una madre aportó un palo con cintas coloridas que decoraron el centro de la espiral con los niños de infantil.

 

Fiesta

y se hizo magia

Revisión

Expusimos el Dragón en el pasillo del cole y las reacciones han sido muy positivas y estamos preparando el material grabado para su proyección en las próximas ocasiones en nuestro y en otros centros educativos que nos lo soliciten.

Además pensamos utilizar lo grabado para en clase realizar trabajos de inclusión a los que no participaron o aquellos con necesidades especiales como las tiene una alumna invidente.