Loly León en el ceip José Hurtado

Loly León, una de las profesoras más queridas en el colegio José Hurtado inauguró a principios de junio nuestra biblioteca. Es un lugar muy especial para ella, porque en él empleó muchas horas de su tiempo. Hace años, Loly se topó con aquellas pilas de miles de libros guardados, amontonados y empolvados, muchos de ellos ediciones antiguas de siglos pasados que resistían al olvido. Con inagotable paciencia, fue mimando cada uno de estos fabulosos volúmenes, admirada por tanto conocimiento vertido en ellos, hasta situarlos con toda la dignidad que se merecían en los anaqueles de la flamante biblioteca. Los libros, ordenados y catalogados, estaban al fín preparados para que los niños y niñas del colegio desplegasen sus páginas y pudieran vivir el fascinante universo de aventuras que contienen.

Buk es la mascota de la biblioteca, realizada por Clara Hernandez García, 6º Primaria, quien ganó el concurso convocado por el colegio.

Loly León, jubilada en la actualidad, ejerció su actividad docente en el ceip José Hurtado durante más de veinte años, como profesora de educación física. Muy popular entre los niños y niñas del colegio, todos/as pasaron por sus manos, y en todos/as intentó despertar la curiosidad por los libros, transmitirles el amor, el respeto y la admiración por cada uno de aquellos mágicos ejemplares que les esperaban anhelantes en los anaqueles de la biblioteca. Además, la generosa labor de Loly es hoy continuada por varios docentes del centro que, como ella, dedican su tiempo libre a insuflar vida a este maravilloso espacio reservado a la imaginación y la sabiduría.

Loly León junto a la placa de la biblioteca que lleva su nombre.

Desde junio de 2011 la biblioteca del ceip José Hurtado lleva el nombre de Loly León, como homenaje a su altruista dedicación. Bajo la placa, que ella misma descubrió, dejó flotando en el aire estas hermosas palabras:

“Quiero agradecer a todos mis compañeros y personas colaboradoras, el esfuerzo empleado en seguir adelante con la biblioteca a la que quise dar vida hace años con tanta ilusión. Sin olvidar, por supuesto, a todos los niños y niñas del colegio, que son los que iluminan las estanterías cada vez que entran en ella. Estar aquí de nuevo con vosotros me produce una gran felicidad, y me hace sentir orgullosa de ser parte del equipo que con tanto esfuerzo he hecho de este colegio un punto de referencia cultural en el ámbito educativo ¡Leed, leed mucho! ¡Convertiros en grandes lectores y escritores! ¡Disfrutad como un protagonista más de cada aventura que los libros os ofrecen! Y, lo más importante, ¡llevad esta bonita afición allá donde vayáis y transmitidla a todo el que os reodee!”.

(Loly León)

Loly charla con los niños y niñas que esperan en el pasillo para homenajear a su maestra.